Hidden in plain sight (Spanish version)

Oculto a plena vista

En la serie publicada recientemente sobre la expansión de la conciencia, que comienza aquí, Hazrat Inayat Khan da una explicación muy profunda sobre las formas en que podemos crecer más allá de nuestros límites auto impuestos, y en la parte IV de la serie se refiere a un pequeño objeto comúnmente conocido, una especie de juguete que muestra tres monos, para ilustrar el camino a través de la meditación, al estado indescriptible conocido como conciencia cósmica.

La mayoría de nosotros hemos visto, y tal vez incluso poseído, una de estas imágenes de mono, y probablemente la hemos descartado como nada más que una especie de caricatura divertida. ¿Qué podría tener que ver con nosotros? Tres monos: ¿no ves el mal? ¿No escuchar el mal? ¿No hablas mal? ¿Se comportan alguna vez de esta manera? Tal vez sea un poco de piedad frívola, o tal vez incluso sea una sátira, ya que rara vez tomamos el mensaje en serio. Pero seguramente, suponemos, no hay nada que merezca una atención real.

Este es el misterio de los símbolos. En los Gathas, la sección Naqshbandi * sobre simbología espiritual, comienza con estas palabras: Los sabios han dado lecciones al mundo en diferentes formas adaptadas a la evolución de las personas en un momento determinado, y la primera y más original forma de educación que el sabio ha dado al mundo ha sido simbólica. Este método de enseñanza ha sido valorado en todos los tiempos y siempre tendrá su importancia. […] Se ve y, sin embargo, está velado, es conocido y aún desconocido …

Quizás la mente que ideó por primera vez esta imagen hizo bien en retratar a los monos porque hablan de nuestra naturaleza terrenal. Cualquiera que haya intentado adoptar alguna disciplina espiritual sabrá la agitación constante de nuestra “mente de mono”. También podría ser que, al usar animales en lugar de humanos, el símbolo logra ocultarse. La lección se pasa por alto fácilmente a menos que sinceramente queramos aprenderla.

El símbolo del mono, por lo tanto, nos ofrece lecciones en varios niveles. Podemos tratar de controlar nuestro mundo interior para evitar realmente hablar mal, y lograr también pasar por alto el mal en lo que vemos y oímos; esa es la lección moral, y nadie puede llegar lejos en el camino sin practicarla. Pero los monos también sugieren que nos volvamos hacia adentro desde nuestros sentidos hacia el estado de meditación; eso es más profundo, y solo el que esté listo para ello comprenderá esta enseñanza.

Una tercera lección más general es hacer una pausa y mirar a nuestro alrededor con nuevo interés. Si tanto se puede esconder en este pequeño juguete, ¿qué otras enseñanzas se esconden a plena vista?

* Naqshbandi tiene el significado de alguien que hace marcas, como un pintor o alguien que borda. También es el nombre de una orden sufí particular.

 Traducido al español por Arifa Margarita Jauregui

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.