Hazrat Inayat : Awakening pt V (Spanish version)

Hazrat Inayat: Despertar pt V 

En esta serie de enseñanzas en curso, sobre el despertar del alma, Hazrat Inayat Khan ha comenzado a describir cinco niveles de consciencia. Aquí habla del tercer nivel, que la mayoría conoce solo como “sueño profundo”. 

La tercera etapa de consciencia se sitúa entre el espíritu y la materia.  Es lo que experimentamos al dormir, esa condición que llaman sueño profundo, cuando ni siquiera soñamos. Se dice tan poco al respecto, y muy pocos piensan acerca de esto.  Una vez que una persona estudia esta cuestión de dormir, encontrará que es la maravilla más grande del mundo.  Es un fenómeno vivo.  El descanso y paz, vitalidad y vigor, inteligencia y vida que llegan a la persona durante el tiempo de sueño están más allá de cualquier explicación. Y sin embargo, el hombre es tan ingrato, nunca está agradecido por esta experiencia que le es dada cada día; sólo es infeliz cuando la ha perdido.  Entonces, nada en el mundo puede satisfacerlo; ni riqueza, ni comodidad, ni hogar, ni posición, nada en el mundo puede remplazar la experiencia que es tan simple como dormir, que no significa nada y sin embargo es todo. 

Es una gran pena que la vida mecánica y artificial, que vivimos en este mundo hoy, nos esté privando de la experiencia natural del sueño profundo.  Nuestra primera falta es que nos congregamos y vivimos en una ciudad, todos amontonados.  Además, hay automóviles, trenes y tranvías, y edificios de veinte pisos temblando cada momento del día y de la noche. Cada vehículo está vibrando; y en estos momentos, somos una raza que no es consciente del consuelo, la bendición y la paz conocida por los antiguos que vivían con sencillez en la naturaleza, lejos de nuestra vida mecánica y artificial. Estamos tan alejados de las viejas costumbres que se ha convertido en nuestro hábito. No conocemos ningún otro confort salvo el que podemos experimentar en la forma de vida que vivimos; pero al mismo tiempo esto demuestra que el alma es capaz de alcanzar un mayor bienestar, placer y gozo, mayor paz, descanso y dicha solo viviendo naturalmente. 

Estas tres etapas de consciencia – física, soñar y sueño profundo – son nada más que una experiencia del alama en estado despierto; pero cuando una persona está despierta externamente, está dormida en el mundo interior, y cuando está profundamente dormida, se despierta a ese plano particular y está dormida tanto en el mundo de los sueños como en el plano físico. 

Cuando hemos estado mirando a una luz brillante, y entonces la luz se apaga, vemos oscuridad. En realidad, no hay oscuridad, solo parece; si no hubiera habido una luz brillante antes, no habría oscuridad sino algo de luz, porque es el contraste lo que lo hace que parezca oscuro. Entonces, la experiencia que tenemos en nuestro sueño profundo es una experiencia de tipo más elevado y superior, y aun así es tan fina, tan sutil e inusual porque nuestra consciencia está muy acostumbrada a las experiencias rígidas del mundo físico, y cuando estamos en ese otro estado, la experiencia es demasiado fina para percibirla y traerla al mundo físico. 

Toda experiencia puede hacerse inteligible por contraste. Si no hubiera una línea recta, no pudiéramos decir alto y bajo, o derecha e izquierda.  Es la línea recta la que nos hace reconocerlos como tales. Si no hubiera el sol, no pudiéramos decir sur, norte, este u oeste.  Por lo tanto, con cada concepto debe haber algún objeto en el que concentrarse, y con el cual verificar nuestro concepto.  Con respecto al sueño profundo, no tenemos nada con que compararlo en la experiencia física, y entonces la experiencia del sueño profundo permanece solo como una gran satisfacción, alegría y elevación, y como algo que nos ha revitalizado y ha creado energía y entusiasmo.  Esto demuestra que hay algo que hemos recibido de él.  No regresamos con las manos vacías de allí; hemos ganado algo que no podemos obtener del plano físico.  Obtenemos algo que no podemos interpretar en el leguaje diario, más precioso, más valioso y vital que todo lo de los planos físico y mental. 

Continuará…  

Traducido por Yaqin Rodrigo Esteban Anda 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.