Hazrat Inayat : The Phenomenon of the Soulpt XIV (Spanish version)

Hazrat Inayat : El Fenómeno del Alma pt XIV 

Al continuar con su discurso sobre el alma, Hazrat Inayat Khan comienza ahora a considerar la cuestión de las cualidades que se manifiestan en la vida del alma, algunas de las cuales son adquiridas y otras heredadas. Hace referencia a una familia de poetas que ha mantenido su sintonía a través de diez o quince generaciones, y algunos visitantes de la Dargah pueden recordar haber conocido allí a un músico que era la decimoséptima generación en un linaje de maestros de su instrumento particular. La publicación anterior puede encontrarse aquí. 

La herencia ha sido objeto de muchas reflexiones en todos los pueblos y en todas las épocas. Si nos fijamos en el reino animal vemos que el cachorro de león nunca es hijo de la serpiente, ni los sapos nacen de los huevos de las palomas; el roble no produce dátiles ni las rosas brotan de los cardos.  

En Oriente vemos que, de todas las razas de caballos, el caballo árabe es la mejor. Un ligero toque de látigo le hace saltar cualquier obstáculo o cubrir cualquier distancia, mientras que hay otros caballos que son como burros, sobre cuyos lomos se dan docenas de latigazos y ponen un pie adelante y se detienen, y de nuevo se les dan veinte latigazos y dan un paso adelante. Los árabes valoran tanto sus caballos que conservan la raza y nunca permiten que se mezcle con ninguna otra. Entre los perros hay algunos que siguen a cualquiera. Quien les da un hueso es su amo, y si otro les da carne, dejan al primero y corren tras el otro. Y hay otros que siguen a un solo amo, que obedecen a uno solo y a veces incluso sacrifican su vida por él. Depende de la raza, de la herencia. 

En Oriente han considerado mucho este tema de la herencia y le han dado gran importancia. El hijo de un poeta siempre será un poeta, el hijo de un músico se espera que sea un músico. Si un hombre maneja armas le preguntan: “¿Eres hijo de un soldado?”. El hijo de un minero nunca hará el trabajo de un pastor, y el hijo de un pastor nunca hará el trabajo de un minero. Muchas palabras de insulto tienen más que ver con los padres que con la persona a la que se dirigen, y muchas palabras de elogio tienen que ver con los antepasados, no con la persona de la que se habla.  

En la India, en Rajputana, hay una familia de poetas cuyos antepasados han sido poetas durante diez o quince generaciones, y todos ellos son grandes y maravillosos poetas. Se les llama Shighra-kavi, improvisadores, y son designados para las cortes de los maharajás. Su trabajo consiste en ponerse de pie en la asamblea en cualquier ocasión, y recitar versos, en rima y metro, de una manera adecuada a la ocasión y a las personas presentes. 

En la antigüedad, cuando los hijos de los reyes y los grandes personajes eran a menudo expulsados de su país y vagaban desconocidos por otras tierras, la forma de reconocerlos era siempre mediante alguna prueba de su calidad. Ha sucedido en la historia del mundo que los esclavos se han convertido en reyes y, sin embargo, no han podido evitar mostrar desde el trono, a través de su grandeza, destellos de su naturaleza servil. 

¿Es el alma la que transmite sus cualidades, o es la mente o el cuerpo el que transmite las cualidades? Este es un tema muy amplio. Antes de explicarlo diré, en cuanto a la palabra alma, que hay quien llama alma a las cualidades que componen la individualidad. Esto no es el alma sino la mente. El alma no tiene cualidades, es la conciencia pura y por lo tanto no transmite ninguna cualidad. 

Continuará… 

Traducido al español por Arifa Margarita Rosa Jáuregui 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.